Seleccionar página

La mujer que cuenta su historia en el libro; aquella que aún muchos llaman «loca» pero que también muchos conocen como el instrumento.
Quiero contarles que cuando Tatiana me habla sobre el proyecto de recopilar mi vida y publicarla, lo dude. Sentí vergüenza de contar mi pasado, sentí angustia de revelar aquellas duras historias y sentí temor por mis hijos y mi familia; pero fue mi misma familia y Tatiana, quienes me alentaron a hacerlo, haciéndome entender que así como yo tuve que recorrer un camino tan cruel, hay muchas personas que tienen que hacerlo y que bajo mis experiencias podía ayudarlas para que no queden atrapadas en el y acepté.

Ahora decido interactuar con ustedes, lectores, por que se que después de leer el libro quedan muchas dudas, preguntas e inquietudes que no quiero dejar en sus pensamientos y en sus sentimientos; puedo y debo resolverlas, así que estaré aquí para ustedes cada semana, prometiéndoles responder todo lo que me pregunten: como instrumento y como Angelina…